Inicio | Diamante tallado | Consejos para la compra de un diamante

Consejos para la compra de un diamante

Es muy importante comprar una piedra preciosa a la luz del día, un día de buen tiempo y con exposición hacia el norte. Es en estas condiciones en las que aparecerá el verdadero color del diamante.

A falta de estas condiciones será preferible utilizar una lámpara que de una luz próxima de la luz del día. En toda buena joyería se podrán encontrar lámparas que están dotadas de lámparas especiales, llamadas lámparas a luz fría, que sirven para la selección de los diamantes. Los tubos fluorescentes no son recomendables.

Certificado Gemológico

Deberá exigirse sistemáticamente un certificado gemológico de los diamantes cuyo peso sea superior a 0,50 quilate.

Deberá estar emitido por un laboratorio de gemología de fama internacional que tenga una excelente reputación. Se puede encontrar una lista de estos laboratorios en nuestra página: certificado del diamante.

Este informe gemológico incluye todas las principales características del diamante, es un verdadero carné de identidad del diamante y no puede ser confundido con otro.

Si quiere usted tener más información sobre la reputación de un determinado laboratorio de gemología, sobre el certificado o si usted tiene cualquiera duda, póngase en contacto con varios profesionales para conocer su opinión.

Se deben comprobar siempre las características del diamante. En efecto, puede haber diferencias bastante importantes de precio entre dos diamantes de peso igual pero de colores o purezas ligeramente distintos. Tomemos un ejemplo, le proponemos un diamante de 1 quilate que no tiene certificado, le decimos que este diamante está clasificado como F en color y VS1 en pureza, teóricamente este diamante costaría aproximadamente 13.192,00 € (precio en el comercio al por menor: joyería, bisutería, etc). Bastaría que este diamante tuviera un valor de pureza menos, es decir que fuera VS2, para que su precio fuera 11.577,00 €, es decir cerca del 12,24% menos (1.615,00 €), lo que no es despreciable en el momento de tal compra.

De ahí la importancia del certificado, el verdadero carné de identidad del diamante. Gracias a él se puede verdaderamente saber lo que se compra. Pero, atención, un certificado no es una garantía de calidad porque, en efecto, un diamante puede tener un certificado pero ser de mala calidad (mala pureza, colores, proporciones, pulimentado, simetría, fluorescencia, etc...). De ahí la importancia de saber « descifrar » un certificado y de leerlo cuidadosamente. Una pequeña frase en el certificado, del tipo Clarity enhanced o Color enhanced, deberá hacerle reaccionar inmediatamente. Está en presencia de un diamante cuya pureza o color han sido modificados artificialmente y el precio de tal diamante cae fuertemente (del 60 al 80%). Si Usted conoce los 4 C (peso, color, pureza, talla) no le queda más que conocer el precio de este diamante en el comercio al por menor. Para esto puede acceder a nuestra sección « precio del diamante » para comparar el precio fijado en la joyería y el precio fijado en nuestra página y, si usted constata una diferencia demasiado grande en su contra, a usted le corresponde ver...

No hay que tomar en consideración solamente los 4 criterios principales del diamante (peso, color, pureza, talla) en el momento de la compra de un diamante. En efecto, las proporciones del diamante, su fluorescencia o su acabado son otros tantos criterios importantes. Un diamante de pureza muy buena y de color muy bueno, pero que tiene una fluorescencia muy fuerte o una proporción calificada como « Poor » (Pobre en español) verá reducido su precio de manera importante:

Escoja un diamante de fluorescencia « None » (Ninguna) o « Slight » (Ligera) y evite los diamantes de fluorescencia « Strong » (Fuerte).

Escoja un diamante de proporciones « Very good » (Muy buenas) o « Good » (Buenas).

Escoja un diamante de acabado « Very good » (Muy bueno) o « Good » (Bueno) y evite el acabado calificado como « Medium » (Medio) o « Poor » (Imperfecto).

Exija una factura de compra. Si usted compra un diamante sin factura corre los riesgos siguientes:

vendedores poco escrupulosos pueden venderle moisonita (o un sustituto del diamante) en lugar del diamante y usted no tendrá ningún recurso para hacerse reembolsar, su dinero se habrá perdido.

comprando un diamante sin factura usted compra ese diamante en el mercado negro, el mercado ilegal, y hay grandes probabilidades de que usted indirectamente financie con su gesto la compra de armas en ciertos países africanos dónde hay conflictos armados (Angola, Sierra Leona, Costa de Marfil, etc...). Se conocen estos diamantes como diamantes de la guerra, diamantes de la vergüenza (intercambio de diamantes por armas).

comprar un diamante sin factura, implica también no pagar el IVA, esto está terminantemente prohibido y es punible. Los servicios fiscales y las aduanas tienen brigadas especiales para perseguir a los defraudadores y las multas y condenas pueden ser de consecuencias importantes (tanto para el comprador como para la sociedad que vendió ese diamante): una agenda, una llamada telefónica, un extracto de cuenta, las pistas y los rastros dejados son numerosos para llegar hasta los defraudadores.

comprando un diamante sin factura se arriesga a que el vendedor le venda un diamante que provenga de un robo y que esa sociedad sea de hecho encubridora de diamantes y piedras preciosas robadas: ¿cómo probar su buena fe frente a la justicia sin una prueba de compra (sin factura)?

no deje que abusen de usted personas poco escrupulosas o ciertos discursos que prometen que si usted viene a Amberes para comprar su diamante, puede pagarlo « sin IVA »: ¡es falso e ilegal! Un particular que compra un producto en uno de los países miembros de la Comunidad Europea debe pagar su producto con el IVA incluido (existen algunas excepciones para ciertos productos, pero el diamante no forma parte de ellos).

¡no transforme ese momento mágico y único en un infierno judicial o penal, so pretexto de haber querido ahorrarse algunos euros!

si después de haber leído estas líneas algunos de ustedes se sienten todavía « tentados » de comprar un diamante sin factura, nos tememos que no podemos serle útiles. En caso contrario, estaremos encantados de acompañarle en ese momento único, de aconsejarle y de ayudarle a escoger « el diamante » que mejor le corresponda.

¿Existen reducciones y descuentos importantes? Respuesta: muy raramente... Desconfíe pues de las empresas (o ciertas páginas de Internet) que ofrecen diamantes a precios extremadamente bajos; si un diamante de calidad pudiera liquidarse, eso se sabría. ¿Puede comprar usted un coche nuevo, un ordenador nuevo o una casa nueva con el 30 ó el 60% menos de su valor?

Le aconsejamos que escoja diamantes cuya pureza esté comprendida entre IF y SI2 y el color entre D e I. Los diamantes (D-IF) son raros y en consecuencia caros. La noción de pureza y de color ha sido inventada por el hombre con el fin de clasificar los diamantes, no olvide que hasta un profesional advertido tendrá dificultad en la distinción entre un color D o E, y es imposible definir a simple vista de la diferencia entre una pureza VVS y una VS. En lo que concierne al diamante VVS el microscopio es indispensable para ver las inclusiones. Nuestro consejo:

escoja un diamante que tenga « vida », por el que haya usted sentido algo, hacia el que usted experimente « sentimientos », que le hizo « vibrar », debe haber algo entre él y usted.

cada cliente es único, cada diamante también lo es: el trabajo de un buen profesional debería consistir en formar « parejas ».

Los eternos diamantes blancos (incoloros) son los más conocidos por el gran público, pero sepa que existen diamantes de todos los colores: azul, rojo, rosa, verde, amarillo, negro, champaña, coñac, etc... Los diamantes de ciertos colores son más baratos que los mismos diamantes incoloros. A la inversa, otros colores (rojo, rosa, azul, verde y ciertas intensidades del amarillo) son mucho más caros que los diamantes incoloros. Todo esto es sólo una cuestión de moda y de gusto personal. Existe pues, para una cierta clientela, toda una gama de diamantes que se salen de lo ordinario, un regalo original que la compañera de trabajo o la amiga no tendrá. Nos maravillamos siempre delante de un diamante incoloro y muy bello, pero podemos asegurarle que el interés y el efecto suscitados por un diamante rosa intenso, azul o amarillo no es comparable en absoluto. La originalidad del producto y el color de la piedra siempre llaman más la atención y despiertan la curiosidad.

Dos diamantes de peso y de calidades iguales, pero con forma de talla diferente, no tienen el mismo valor financiero. En efecto, tomemos como ejemplo dos diamantes con forma de talla diferente (un diamante de forma redondo-brillante y otro diamante de forma oval) de 1 quilate cada uno, de color D y de pureza IF:

el diamante redondo-brillante tendrá un valor aproximado (en joyería) del orden de 24.654,00 €.

el diamante oval tendrá un valor aproximado (en joyería) del orden de 16.215,00 €.

a peso y calidad igual hay pues una diferencia de 8.439,00 € entre estos dos diamantes.

Hay pues una diferencia de valor bastante significativa entre los diamantes brillante redondo comparados con otras formas de talla (princesa, pera, radiant, marquesa, etc...). Pero aparte de este criterio de valor (de precio), la elección de la forma de talla en la compra de un diamante es muy a menudo una cuestión de gusto personal.

Copyright @ 2017 Diamantes Infos. Todos os Direitos Reservados.
Boletín Noticias

Precio Metales Preciosos
Oro
1.103,00 €
Down
Paladio
858,00 €
Up
Platino
801,00 €
Up
Plata
15,00 €
Down
Herramientas Divisas e IVA
GIA: Gemological Institute of America     HRD     IGI: International Gemological Institute     AGS Laboratories
Visa     American Express     MasterCard     CB     Paypal     Fedex